Nunca me aprendí la lista de los Reyes Godos. Javier Sanz

Siempre ha sido un verdadero placer escuchar a los que tienen la facultad de narrar cualquier hecho cotidiano como una historia interesante; y  cuántas horas hemos asistido a las típicas clases de historia que estaban abocadas al olvido inmediato.

Encontré un libro firmado por Javier Sanz de título largo que curiosamente no se olvida,  y que confiesa lo fatigoso que resultaría aprender la lista de los Reyes Godos, aquella lista que se recitaba como una letanía, sin apenas recordar el quid de la cuestión  –¿por qué era una lista interminable?

702740_4982081720266_211848849_n

La portada  está sensacionalmente ilustrada por Xurso Vázquez, y le confiere un acto de contemplación primero, para después pasar a un contenido  que promete. El prólogo, escrito por un experto en la Antigua Roma como es el reconocido Gabriel Castelló, anuncia a bombo y platillo lo que vamos a disfrutar leyendo, y concluye con una acertada cita de Marco Tulio Cicerón: “Una cosa es saber, otra saber enseñar”.  

Es toda una sorpresa encontrar una recopilación de historias curiosas, desconocidas e interesantes, máxime cuando son reales, actualizan  el pasado y lo alivian de su pesado lastre, creando una atmósfera recién oxigenada para dar paso a los acontecimientos, que vibran cuando salen de su letargo.

Es un ejercicio de nostalgia  recordar  cómo se inició  la aventura de Javier Sanz y reconocer su mérito. Hace un tiempo, todavía muy reciente,  que le  llegaron vientos favorables a través de las ondas,  se escuchaba por primera vez latidos de historia con contenidos inéditos y transmitidos con una pasión desbordante,  esos vientos los propiciaba la voz del mejor divulgador de la historia de nuestro tiempo, Juan Antonio Cebrián. Javier Sanz recogió la antorcha de su apreciado maestro, al  igual que  el jinete modelado por Anna Huntington, y tomó el relevo  para difundir el legado; tesoros  recogidos que se fueron acumulando y bajo una nueva firma llegó  “Historias de la Historia” en forma de blog. Un blog reiteradamente galardonado  que atrapa a un gran número de seguidores, también neófitos, porque la historia  “contada de otra manera” entusiasma a todos.

Javier Sanz tiene la habilidad de seleccionar en un espacio la situación y coloca la guinda para ofrecer con  bocado gourmet cada episodio de la historia. A quien lo prueba le apetece otro y espera con avidez el siguiente, porque nutre mentes inquietas  e incita a compartir sus hallazgos.

El autor utiliza un lenguaje claro y directo,  porque en su empeño está dar alcance y satisfacer  a todos los lectores; comienza cada episodio con un brevísimo contexto histórico y a continuación introduce su mágica porción, curiosa e intrigante. Una forma dinámica que alcanza largas distancias como  la Vía Apia, que conecta con otros rumbos y tiende puentes desde la Antigüedad hasta nuestros días. Tan sólo nos queda por descubrir un enigma, y es el secreto de su modus operandi: ¿cómo talla y pule un extenso relato para topar con tantas gemas?

Diariamente el escritor viaja en el tiempo,  toma buena nota y difunde en su gaceta las noticias del pasado, ahora de rabiosa actualidad. En ocasiones la pura anécdota llega a un hecho cotidiano aparentemente irrelevante, pero más que suficiente para mostrar todo un glosario de triunfos y fracasos que desvelan lo más deleznable y entrañable de la conducta humana. Siglos fértiles y nutridos de historias crecen como en caldo de cultivo que con toda seguridad darán material al autor para permitirle continuar mucho tiempo con esta increíble aventura de divulgación que le honra.

En la contraportada de su libro, Javier nos obsequia con una curiosidad:

 El día que un “lepero” fue rey de Inglaterra […]  Y haciendo un guiño, el autor reta al futuro lector mediante una apuesta que fácilmente perderá quien acepte el desafío.

¡Enhorabuena,  Javier Sanz!

Captura de pantalla 2013-10-20 a la(s) 22.22.50http://historiasdelahistoria.com

Anuncios

Presentación de “11 Monstruos por Encargo”. El Cuaderno Rojo

El encuentro lo mantengo fresco en mi memoria, pero es preferible escribir para recordar lo que fue aquella convocatoria  desbordante que sucedió un viernes 21 de febrero en Valencia.

11monstruosEl acontecimiento prometía. Muchos medios de comunicación lo habían divulgado,  se iba a derramar mucha tinta de talento en la presentación de “11 Monstruos por EnCaRgo”. Las puertas literarias de Bibliocafé se abrieron una vez más para dar paso al acto del libro anunciado. En esta ocasión su anfitrión José Luis Rodríguez-Núñez tuvo que desdoblarse para atravesar bajo palio, junto al resto de cuaderneros, la abarrotada sala   que congregó a una multitud seguidora del Cuaderno Rojo.

El origen de la formación del grupo literario viene desde que coincidieron en el año 2009 en el curso de narrativa que  se impartió desde la fundación L’Iber Museo de los Soldaditos de Plomo, por dos grandes maestros , Antonio Penadés, autor de un  acertadísimo y helenizado prólogo y Santiago Posteguillo, ante el cual se aconseja disponer siempre de un cuaderno  para anotar sus improvisadas lecciones que de forma incontenible siempre aparecen.

La editorial vino representada por Marta Senent, directora de ACEN; y Víctor Alós, el responsable de comunicación que con sus continuados disparos de flashes  inmortalizó todos los gestos.  Marta con su sonrisa cautivó de inmediato  y dejó a los presentes enmudecidos mientras su discurso daba muestras del don que le acompaña. Una editora castellonense que conduce con mucha diligencia y  apoya a los escritores noveles  sin faltar al  compromiso adquirido para su rincón solidario.

Captura de pantalla 2013-02-27 a la(s) 19.06.06La portada del libro ilustrada a toque de corneta despachaba caracteres  que anunciaba un  contenido bárbaro: arma blanca, arma de fuego, reptiles, seres endemoniados y el gato negro mirón, que entre otros símbolos sumaban el número once que provocaba  cuanto menos la incertidumbre;  caracteres que desenmascaran a los autores responsables de nuestro futuro insomnio y garantizado disfrute, ellos son: Bernardo Carrión, Miriam Jiménez Iriarte, Santiago Álvarez, José Luis Rodríguez-Núñez, Jordi Llobregat, Elena Agúndez, Raúl Borrás San León, Marina López, Enrique Huertas Bellido, Joana Chilet y  Sebastián Roa.

Santiago Álvarez y Marina López  se alternaron los turnos en la mesa  blasonada  por ejemlares, dando pistas de los once exquisitos bocados que desencadenaron el apetito voraz de los relatos que surgio al escucharlos. Mención especial para el que “tildan” de hombre del Renacimiento, que expuso todo un repertorio en  clave de humor consiguiendo que se expandiera la risa hasta el estruendo final del aplauso que actuó como una corriente de alto voltaje propagandose por toda la sala.

La tarde caía y la noche se hizo presente  para que no velara nada más que  el genial  ambiente que propició la concentración de la banda roja,  una banda de espíritu inquieto que se revela sin  piedad ante los lectores y provoca en todos el deseo de compartir sus encuentros y liturgias como si invitasen a la cata del mejor Amontillado.

Una hermandad monstruosa con una adicción compartida, y es el placer que siempre proporcionan las  buenas letras. Recientemente  ECR  ha adquirido nuevos filiales que portan entusiasmados la insignia roja, y afilan sus lápices para contribuir con su talento  a enriquecer el gran movimiento  literario que ruge en Valencia

LOGO grande

http://ecrvalencia.blogspot.com.es