Nunca me aprendí la lista de los Reyes Godos. Javier Sanz

Siempre ha sido un verdadero placer escuchar a los que tienen la facultad de narrar cualquier hecho cotidiano como una historia interesante; y  cuántas horas hemos asistido a las típicas clases de historia que estaban abocadas al olvido inmediato.

Encontré un libro firmado por Javier Sanz de título largo que curiosamente no se olvida,  y que confiesa lo fatigoso que resultaría aprender la lista de los Reyes Godos, aquella lista que se recitaba como una letanía, sin apenas recordar el quid de la cuestión  –¿por qué era una lista interminable?

702740_4982081720266_211848849_n

La portada  está sensacionalmente ilustrada por Xurso Vázquez, y le confiere un acto de contemplación primero, para después pasar a un contenido  que promete. El prólogo, escrito por un experto en la Antigua Roma como es el reconocido Gabriel Castelló, anuncia a bombo y platillo lo que vamos a disfrutar leyendo, y concluye con una acertada cita de Marco Tulio Cicerón: “Una cosa es saber, otra saber enseñar”.  

Es toda una sorpresa encontrar una recopilación de historias curiosas, desconocidas e interesantes, máxime cuando son reales, actualizan  el pasado y lo alivian de su pesado lastre, creando una atmósfera recién oxigenada para dar paso a los acontecimientos, que vibran cuando salen de su letargo.

Es un ejercicio de nostalgia  recordar  cómo se inició  la aventura de Javier Sanz y reconocer su mérito. Hace un tiempo, todavía muy reciente,  que le  llegaron vientos favorables a través de las ondas,  se escuchaba por primera vez latidos de historia con contenidos inéditos y transmitidos con una pasión desbordante,  esos vientos los propiciaba la voz del mejor divulgador de la historia de nuestro tiempo, Juan Antonio Cebrián. Javier Sanz recogió la antorcha de su apreciado maestro, al  igual que  el jinete modelado por Anna Huntington, y tomó el relevo  para difundir el legado; tesoros  recogidos que se fueron acumulando y bajo una nueva firma llegó  “Historias de la Historia” en forma de blog. Un blog reiteradamente galardonado  que atrapa a un gran número de seguidores, también neófitos, porque la historia  “contada de otra manera” entusiasma a todos.

Javier Sanz tiene la habilidad de seleccionar en un espacio la situación y coloca la guinda para ofrecer con  bocado gourmet cada episodio de la historia. A quien lo prueba le apetece otro y espera con avidez el siguiente, porque nutre mentes inquietas  e incita a compartir sus hallazgos.

El autor utiliza un lenguaje claro y directo,  porque en su empeño está dar alcance y satisfacer  a todos los lectores; comienza cada episodio con un brevísimo contexto histórico y a continuación introduce su mágica porción, curiosa e intrigante. Una forma dinámica que alcanza largas distancias como  la Vía Apia, que conecta con otros rumbos y tiende puentes desde la Antigüedad hasta nuestros días. Tan sólo nos queda por descubrir un enigma, y es el secreto de su modus operandi: ¿cómo talla y pule un extenso relato para topar con tantas gemas?

Diariamente el escritor viaja en el tiempo,  toma buena nota y difunde en su gaceta las noticias del pasado, ahora de rabiosa actualidad. En ocasiones la pura anécdota llega a un hecho cotidiano aparentemente irrelevante, pero más que suficiente para mostrar todo un glosario de triunfos y fracasos que desvelan lo más deleznable y entrañable de la conducta humana. Siglos fértiles y nutridos de historias crecen como en caldo de cultivo que con toda seguridad darán material al autor para permitirle continuar mucho tiempo con esta increíble aventura de divulgación que le honra.

En la contraportada de su libro, Javier nos obsequia con una curiosidad:

 El día que un “lepero” fue rey de Inglaterra […]  Y haciendo un guiño, el autor reta al futuro lector mediante una apuesta que fácilmente perderá quien acepte el desafío.

¡Enhorabuena,  Javier Sanz!

Captura de pantalla 2013-10-20 a la(s) 22.22.50http://historiasdelahistoria.com

Anuncios

5 comentarios en “Nunca me aprendí la lista de los Reyes Godos. Javier Sanz

  1. Ya me habría gustado que lo hubieses escrito antes… Así, en las entrevistas que me preguntaban qué es “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos”, habría dicho: lo puedes leer aquí.
    Un abrazo y muchas gracias.

  2. Javier, tú libro en verdad es una joya, ideal para todo tipo de lector, que nadie se lo pierda porque nos acerca mucho más de lo que parece a conocernos, y es ahí donde está la clave para arreglar un poco lo que nos rodea. Gracias por haberlo escrito!! Por cierto, el número de entradas es de vértigo. Enhorabuena!

  3. Así es, felicidades Xurxo!, tus dibujos en la edición del vídeo de Chema Barragán por si alguien no ha reparado, que no se los pierda. Os habeís juntado un buen equipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s