“Shackleton, el indomable”. Javier Cacho


En los primeros años del pasado siglo, Méliès escogió el blanco y negro para rodar y lanzar sus estrellas a la luna, mientras otros, en un empeño mucho más épico y terrenal, se aventuraban al blanco desconocido de la Antártida. Una conquista de riesgo reservada sólo para los titanes del frío.

Unknown

Javier Cacho fue miembro de la Primera Expedición Científica Española a la Antártida. A su regreso, templó la tinta para extraer de los bloques nevados una figura que se revelara sempiterna. Un hallazgo que le sirvió para cimentar el argumento de su último libro, al profundizar en la parte más humana de uno de los héroes de leyenda: Sir Ernest Shackleton. A modo de biografía rinde su particular homenaje al protagonista, mostrando el lado más solidario y entrañable del explorador que nunca llegó al Polo Sur y tampoco perdió a ninguno de sus hombres en las expediciones, porque, a tiempo pronunció su legendaria frase: “Chicos, volvemos a casa”

La primera parada para romper el hielo fue el pasado 22 de noviembre en Valencia, en la librería Bibliocafé; con vientos más que favorables, los asistentes  recibieron con sorpresa a Ernest Henry Shackleton, encumbrado por el autor de barba albina que junto a su editor y amigo Javier Jiménez, expusieron en animada charla un discurso con tono candente, propio de los que cautivan con el habla. Fue una presentación alejada de argumentos científicos, que, estrechó lazos entre el relato y los convocados mediante cada frase. Un vínculo magnético a la par que emocionante.

El tiempo voló sin apenas espacio para el turno de preguntas, restando unos pocos minutos para la dedicatoria. El Ave que los regresaría a Madrid no esperaba y la lanzadera marchó, dejando la sensación– todavía ávida– de seguir a la escucha de los sueños, convertidos en lecciones por el marino que dejó su firma en la edad heroica de la exploración polar.

Un frío de reciente conquista,  que lejos de enfriarnos, calentó motores para entrar en la aventura de la Expedición Discovery; y recibimos la tentadora propuesta para embarcarnos a través de la lectura,  la mejor nave para viajar.

Las cámaras profesionales de Objetivo Valencia Fotografía reverberaron el acto con sus disparos; yo no iba tan preparada, ni llevé ningún ojo de pez con el que acercarme a la escena, pero sí reconocí a un tipo con una visión muy amplia, seguramente otorgada por algún dios que le premió por emplear la herramienta eficaz y provechosa que modela su obra literaria.

Una cuidada edición de Fórcola, que nos ofrece en cada una de sus 500 páginas el descubrimiento del personaje en su intimidad; a la vez que evidencia al gran tallista de la prosa que la firma.

Imagen

«Oscuridad«Desde el inicio de los tiempos la noche siempre ha puesto a prueba el aplomo del ser humano. Reino de sombras, silencios y ruidos sordos, la oscuridad nocturna siempre ha despertado, especialmente en las pequeñas comunidades rurales, los pavores atávicos, los recuerdos más siniestros…»
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s