«Amanece, que no es poco» de José Luis Cuerda. Ed. Pepitas de Calabaza. Presentación en Librería Ramón Llull de Valencia

IMG_0036 copy copy

    Constantemente saca ases de su manga y los transforma en anécdotas de la vida. Esas pequeñas grandes cosas que nos acercan y nos invitan a la celebración de la vida.

    Me dice que la felicidad son pequeños instantes, de segundos. Le respondo que esos momentos los alcanzo. Y, que en parte los siento un poco más dilatado en el tiempo. Tal vez es la edad, la que traiciona. La que  corre a contrarreloj.

     Ayer, llegó a nuestra ciudad. Y nos encontramos en la librería de Almudena, la Ramón Llull. Un invitado que no le preocupa la alfombra

    José Luis Cuerda se mostró como uno más, eso sí, un poco más sabio. A regañadientes me confeso que no era un lector activo. En cambio, en su discurso, dejó muy claro de dónde vienes sus historias. Un material fraguado de muchísimas lecturas. Esto es una muestra de la humildad de un sabio.

    Un gigante del cine español que dirige y escribe como pocos, y que ha tenido la suerte  de vivir de su vocación. Un maestro con los pies y los latidos sobre la tierra.

IMG_0055

Anuncios